Search This Blog

Loading...

04 March, 2009

Un derecho usurpado.Uso disfrute y disposición de la propiedad.

Por Sinue Escolarte La Habana Cuba sinuescolarte@gmail.com Siempre que veo o escucho a un funcionario estatal con su comentario económico queriendo darle explicación a los motivos de las tantas deficiencias que nos han acompañado hasta hoy, justificándolas fuera de su responsabilidad, me parece una burla, una cruel burla a un pueblo que excesivamente confiado, lo entregó todo para ser mejor engañado, en un proyecto político que si de promesas se tratara, seria entonces el mas prometedor. Y si por mentiras se compara, es sin dudas el mas mentiroso de todos los que nos han gobernado. En medio siglo de existencia, hubiésemos tenido como mínimo cinco presidentes con el tiempo ocupado por el actual régimen, de haberse aplicado los lineamientos que le daban el carácter democrático que tenia la constitución de 1940, la misma que ya ni recordamos, por todas las modificaciones que el proceso revolucionario le ha hecho, para la única conveniencia de su cúpula. En nada han beneficiado al pueblo los cambios que por el contrario, cedió sus conceptos y el derecho de propiedad al aprobarlas Cinco presidentes en 50 años, probablemente hubiesen sido cinco mentirosos, pero uno solo en igual espacio, ha superado a todos por separados y a todos juntos. Los cubanos tenemos al menos dos privilegios. El de tener al Hombre Mas Bueno Del Mundo gobernando aun y al presidente por decisión personal mas mentiroso de su historia. Y son sus propias palabras escritas, las mismas que ya nadie revisa, las que lo confirman. Con solo releer La Historia Me Absolverá, en el mismo titulo encontraremos la primera mentira. Es imposible que pueda quedar absuelto de la memoria histórica, quien ha mantenido esclavizado, inmovilizado, y engañado por medio siglo a un pueblo. La historia por el contrario, se encargará de que sea visto tal y como fue e inevitablemente, lo juzgará. La primera ley revolucionaria de haberse consumado el triunfo en 1953, plantea el alegato defensor en La Historia me Absolverá, devolvería al pueblo la soberanía y proclamaría la constitución del 40, como la verdadera ley suprema del estado y el movimiento revolucionario como encarnación ¨¨momentánea¨¨, de esa soberanía, única fuente de poder legitimo, asumiendo todas las facultades, que les son inherentes a ella, excepto, la de modificar la propia constitución. Dos mentiras en un párrafo. 50 años no se parece en nada a momentáneo, ni la constitución actual, a la del 40. Otra. La segunda ley revolucionaria concedía la propiedad inembargable e intransferible de la tierra. Siguen las falsedades. La tercera ley, otorga a los obreros y empleados el derecho de participar del 30% de las utilidades en todas las grandes empresas. La cuarta concede a todos los colonos el derecho a participar del 55% del rendimiento de la caña. Solo hay que leer el documento y comprobar las mentiras. Como podemos apreciar, si la constitución de hoy se rigiera por los conceptos que aparecían en la del 40, muchas cosas que suceden en la vida de los cubanos no estarían presentes, entre ellas, sus presidentes y el modelo económico de estado impuesto. Con los cambios, la palabra ¨¨momentáneo¨¨, se convertiría, en 50 años de dictadura. Esto pretenden los mandatarios, Chávez, Morales y Correa. El resto de lo anunciado, nunca se concretó por el contrario desapareció la propiedad. El dictador Fulgencio Batista había suspendido aquella constitución, que en un acto de aparente beneficio, el actual tirano trajo a su lugar para un tiempo después, hacerle las transformaciones que le facilitaron mantenerse en el poder y dominar totalmente a través de las nuevas leyes creadas y aplicadas por él y su laboratorio político. Lo mismo intentan hacer los embriones de autócratas, los clonados titulares de Venezuela, Bolivia y Ecuador. Ellos saben que sin cambios en las constituciones surgidas en las ideas democráticas, los modelos socialistas no logran afianzarse, porque el sustrato de las variaciones que le facilitan el dominio para el control, a través de la inmovilización del pensamiento del hombre en los sistemas totalitarios, es la mentira sostenida. Ahora circula un documento en Cuba impulsado por un grupo de ciudadanos, que explica el concepto de propiedad y el derecho a tenerla y, en el se solicita la derogación y cambio del articulo 21 de la constitución, en el cual el derecho de propiedad como muchos otros acápites que aparecen en ella, queda limitado prácticamente al uso, que tampoco es libre, no menciona el disfrute, que es relativo y menos, la disposición de hacer con lo propio lo que se desee, que en nuestro país se viola, porque cualquier decisión sobre lo propio, tiene que ser autorizada, o no es posible, razones mas que sobradas para considerarla otro instrumento de control estatal sobre el ciudadano. El cambio solicitado del articulo 21 es un derecho que al no atender, se convierte en un derecho usurpado. Una vez mas, aunque se recojan un millón de firmas para la modificación, el régimen encontrará otra evasiva demonizadora sobre los promotores, o hará uso nuevamente del silencio, para dejarlo todo igual, con lo cual, su fachada de justicia social y democracia se continuará deteriorando ante los ojos del pueblo y del mundo y el costo político será entonces mayor. ?Hasta cuando se permitirá que las señales de la sociedad cubana queden bloqueadas por el absurdo derecho de ostentar el poder sobre la voluntad del pueblo que es quien se supone debe gobernar. Cuando, además de condenarlo, se adoptará una medida que le devuelva al cubano su verdadera soberanía y democracia¿

No comments: