Search This Blog

Loading...

12 October, 2010

YO COMO ZAPATA: ¡VENGO EN NOMBRE DE LOS 75!

YO COMO ZAPATA:

 ¡VENGO EN NOMBRE DE LOS 75!

 (10-6-10-5:20PM)
Por. Lic. Maria del Carmen Carro.

A Zapata no le tembló la voz para decir ante el Tribunal que lo juzgó, y del que sacaron de inmediato. La voz del joven opositor retumbó en toda aquella Sala repleta de gendarmes de la Seguridad del Estado. “VENGO EN NOMBRE DE LOS 75.”
Zapata, conocía que aquellos 75 hombres habían sido juzgados y sancionados a largas condenas por el solo delito de hacer uso de la Libertad de Expresión, contemplada en la Carta Universal de Derechos Humanos. A ninguno de estos hombres, se les pudo juzgar por delitos comunes y sin embargo los Castro se encargaron de mostrarlos como elementos peligrosos para la Nación Cubana y la Ley 88 se aplicó con toda sus fuerzas sobre estos cubanos. Año 2003, conocido por sus Primaveras Negras.
Ninguno de estos hombres participó en acto de Piratería alguno, ninguno de estos hombres cometió actos delictivos. Aunque en Cuba el abanico es muy amplio en este asunto de “delitos” y “delincuentes” El numero 75, fue un símbolo de la lucha del Movimiento Opositor Interno, incluyendo el Periodismo Independiente, que mostró que estaba dispuesto a denunciar las violaciones de derechos humanos que se cometían no solo en las cárceles castristas, sino en toda la vida del cubano de “a pie”.
Para Zapata Tamayo fue un gran orgullo haber compartido con estos hombres. Él conocía que hombres como Oscar Elías Biscet, Ángel Moya, el matancero que acaba de hacer declaraciones que no acepta la libertad extrapenal  y que no entrará en el juego de la Jerarquía de la Iglesia Católica y la Cúpula Castrista. Moya asegura que prefiere cumplir la condena de 20 años impuesta injustamente a someterse al juego sucio y manipulado por la dictadura de “los Castro”
A mi pregunta sobre Ángel Moya Acosta (en la foto), líder de la desobediencia Civil: Ariel Sigler –resumió: MOYA. “INTACHABLE”. Los mejores pensamientos para Ángel Moya Acosta.
De Ángel Moya. -expresó, Jesús Roque, Presidente de la Fundación Cívica Martiana, también nacido en Matanzas. ¡Que te voy a decir, un patriota de verdad, que hace honor a los matanceros! ¡Tiene todo el respeto mío  y de mi Organización.  
En días recientes, escribí en uno de mis trabajos. ¡Quién dice que no se habla de Biscet. ¡BISCET ES UN GRUPO!- “Ahí está, la actitud de Moya, de Diosdado González, de Guido Sigler. Son hombres al igual que Zapata, valientes, dignos. Los patriotas del grupo de los 75, no son hombres que prefirieron huir del castrismo, Son patriotas que han demostrado su amor por Cuba. Hombres que  se enfrentaron día a día a todas las maquinarias que usa el Aparato Represivo y que sus familias fueron destruidas.
El Movimiento Opositor Interno, no debe callar. Si la Iglesia Católica realizó “conversaciones y tratados” para la ridícula libertad que le han otorgado a nuestros hermanos desterrados en España, que también levante su voz ahora. Mezclar el nombre de los 75 para causas tan sucias. Y no es que lo  sucio sea que les otorguen la libertad extrapenal a otros presos. No.- ¡Aleluya por esa libertad! Les deseo suerte a ellos y a sus familiares. Pero, no hay que confundir. La razón de nuestras luchas desde un inicio y sobre todo para los periodistas independientes fue precisamente eso. La libertad de todos los presos políticos y sociales que no hayan cometido hechos de sangre. Que la juventud quiere escapar del castrismo, como sea, en una lancha, en una tabla, es una realidad. Pero, cuidado, No confundan. ¡Lo nuestro es una lucha anticastrista y tiene raíces”
Lo demostramos, de nuestra lucha, nacieron las valientes “Damas de Blanco”.
Biscet lo primero que hizo en los pocos días de “libertad’, fue denunciar los abusos y los atropellos en las cárceles. Diosdado  González, también matancero, por casualidades históricas, se encadenó un 17 de diciembre, Día de “San Lázaro” junto a otros habaneros para exigir la libertad de los presos, pero no renunció a sus obligaciones de cubano digno.
En Cuba, por doquier aparece un cartel con los cinco espías, llamados “héroes cubanos” y conozco el trabajo de muchos de nuestros hombres, que no son un ejercito fantasmagórico, (como dijera el tirano), quienes tras las encarcelaciones de los 75, colocaban delante del “5” un “75”. La Habana aparecía con el número 75. Y no fue una, fueron muchas veces.
Hoy me uno a Zapata, VENGO EN NOMBRE DELOS 75,  y le agrego-VENGO EN NOMBRE DE LOS ENCARCELADOS, DE LOS DESTERRADOS, DE LOS MUERTOS POR LA PATRIA.

No comments: