Search This Blog

Loading...

17 October, 2011


Una bodega cubana abarrotada de comestibles
Frank Cosme Valdés Quintana
Jueves, 06 de Octubre de 2011 12:03
http://primaveradigital.org/primavera/sociedad/sociedad/2430-una-vieja-fotografia


Santos Suárez, la Habana, 6 de octubre de 2011, (PD) 


Tiempo atrás, en un artículo sobre Ernest Hemingway, saqué a colación 
la cita de Norberto Fuentes en su libro "Hemingway en Cuba",
 sobre la afirmación del escritor norteamericano de que le gustaba vivir en
 Cuba poralt la abundancia de su pesca y "lo económico de la vida cubana".
También, y lo más importante, ya que Norberto Fuentes se trata 
de un cubano que aunque 
en su momento formó parte del grupo de amistades de la Nomenklatura, 
tuvo el valor de reconocer a renglón seguido de la cita de Hemigway, una 
de su propia cosecha que vuelvo a mencionar: - "Ya se sabe lo que eso
significa, lo mal que suena ahora en un país en que tiendas, bares y 
restaurantes han estado pobremente abastecidas e incluso cerradas 
durante años". Esta afirmación aparece escrita en la página 550 del 
citado libro, editado en la Habana por el combinado poligráfico Alfredo 
López en 1984.


Huelga hacer más comentarios al respecto en este año 2011 en que "sigue la rima", como aquí decimos.


Durante 5 largas décadas han pasado muchas cosas que para aquel que no 
las haya vivido o tenga el "anti-don" de la desmemoria, crean y originan 
a diestra y siniestra múltiples controversias del tipo de "quien fue 
primero, el huevo o la gallina", y que no aterrizan en ningún lado.


En la década de los 80, después de 20 años de socialismo utópico, fue 
que se vio un período de cierta bonanza. Se empezaron a efectuar algunos 
acuerdos del XIII congreso obrero, como la creación de la primera ley 
del trabajo por cuenta propia, el primer mercado campesino, la apertura 
de una casa de cambio de objetos de valor, (oro, plata, relojes, joyas, 
obras de arte), que eran pagados mediante un cheque y que sólo tenían 
valor para comprar en una única tienda; La Filosofía, lo que daba cierto 
margen para comprar en el país lo que hasta ese entonces se podía 
comprar sólo en el exterior.


Años después comenzaron a abrirse las tiendas de Recuperación de 
Divisas, (TRD), donde se podía comprar en dólares hasta que inventaron 
el CUC (moneda convertible cubana). No está de más aclarar que tanto La 
Filosofía como las demás tiendas creadas posteriormente estaban 
"abastecidas", sobre todo las de 3ra y 70, 5ta y 42 y todas las demás de 
esta aristocrática zona de Miramar donde residen diplomáticos, 
extranjeros y dirigentes de alto nivel. Tampoco está de más aclarar que 
para comprar en estas abastecidas tiendas había que poseer divisas.


Pero el peso de todo este artículo recae en el primer párrafo. ¿Fue o no 
económica la vida en Cuba como dice el Sr. Fuentes que afirmó Hemigway? 
¿Estaban o no abastecidos los comercios en Cuba en esa etapa que casi 
todo el mundo (incluyendo algunos periodistas foráneos), confunden como 
"la dictadura de Batista"? Este buen… señor no controlaba ni el 
comercio, ni la prensa, ni las asociaciones civiles, en suma era un 
dictador, pero no totalitario.


Cuántas discusiones hemos presenciado a través de todos estos años entre 
viejos que no pueden tener memoria, pues vivían en el medio del monte en 
1959, jóvenes que sin haber visto nada repiten lo que se les enseña -ni
unos ni otros dan su brazo a torcer pues efectivamente no han visto 
nada- y la contraparte de los que sí vieron.


Como muchos que han vivido y visto algunas cosas que todavía se 
cuestionan, algunas veces tenemos que "dejarla pasar" pues discusiones 
de este tipo generalmente se calientan de tal modo que hacen imposible 
exponer un punto de vista. La falta de evidencias es la principal causa
ya que todo termina en el término jurídico de, 'es mi palabra contra la
tuya".


Un amigo me enseñaba hace unos días una vieja foto donde aparece un 
bodeguero con sus hijos y su empleado, pero lo más interesante es que lo 
que se aprecia en la fotografía, que me hizo recordar mis tiempos de la 
niñez y juventud al compararla con la bodega del barrio donde nací.


La foto, que es una incuestionable evidencia de una bodega de aquellos 
tiempos, (a los que siguen refiriéndose como "cuando Batista", pues es
de la década del 50), abarrotada de comestibles, también me hizo 
recordar una discusión con un colega del trabajo, 10 años más joven, que 
pertenecía a la UJC (Unión de Jóvenes Comunistas) y que actualmente 
reside en Miami. El citado colega me cuestionaba que es una solemne 
mentira que las bodegas estuvieran tan bien abastecidas y que los 
productos fueran tan baratos, como afirmó Hemigway y el propio Norberto 
Fuentes dejó entrever. Desafortunadamente no tenía en aquellos momentos 
esta foto; era mi palabra contra la suya.


Como es imposible en este corto espacio hacer una lista donde aparezcan 
los precios de cada producto, como los refrescos, que costaban 5 
centavos o los caramelos (2 x 1 centavo) ahí les dejo la fotografía para
que juzguen por si mismos. Al menos se ve abastecida. Espero que el 
antiguo colega, allá en Miami, en algún momento haya abierto los ojos.


glofran263@yahoo.com


http://primaveradigital.org/primavera/sociedad/sociedad/2430-una-vieja-fotografia

No comments: